La serigrafía y la impresión digital de camisetas

La serigrafía y la impresión digital de camisetas

La serigrafía es cada vez más utilizada, como podemos ver en la impresión digital de las camisetas. Atrás quedaron esos tiempos donde los resultados no eran los deseados y además se ha producido una bajada de precios que ha hecho que casi cualquier institución o equipo que lo desee puede tener acceso a este servicio.

Conociendo más…

Muchas veces, cuando se está seleccionando la técnica que es más adecuada para estampar las camisetas, los profesionales que se dedican a la personalización, tienen dudas sobre la técnica a elegir.

La principal duda estriba entre cuál es mejor la serigrafía o la impresión digital. Estamos antes dos técnicas de personalización que se usan mucho para imprimir camisetas. No una opción que sea mejor que la otra, todo va a depender de la clase de pedido, experiencia, diseño, color o tejido, para que al final optemos por uno u otra técnica.

Vamos a ver lo mejor y lo peor que tiene cada una de estas dos técnicas, lo que va a servir para finalmente elegir el método más conveniente:

Serigrafía, una técnica tradicional

Cuando hablamos de técnicas de impresión, como nos comentan los especialistas de Algrama, la serigrafía es de las más antiguas. Este proceso tiene una serie de pasos, comenzando por elegir un diseño que se debe imprimir en un fotolito, para luego ser transferido sobre una malla de tejido que se tensará sobre un marco o bastidor, denominado pantalla.

Lo que se logra en la insolación es que algunos poros presentes en la malla se queden abiertos, pues es por donde pasa la malla y otros cerrados, en los que no se produce la transferencia de tinta. Finalmente, la pantalla se colocará sobre la prenda, transfiriéndose la tinta de un único color, para arrastrar la propia tinta con una rasqueta en la pantalla.

El diseño estará compuesto de una serie de colores, debiendo ser preparada una pantalla para cada uno de ellos. Estamos ante una técnica que necesita un aprendizaje y los packs existentes de iniciación a la serigrafía son un magnífico punto de arranque.

Las serigrafías tienen como ventajas:

Es económico el proceso

La impresión se hace de alta calidad

Mayor durabilidad y resistencia con los lavados

Técnica perfecta para los pedidos más importantes

Las serigrafías tienen como desventajas:

El coste que tenga la preparación de la pantalla

Se debe tener algo de experiencia de cara a poder aplicar esta técnica con buenos resultados

Es necesario un pedido mínimo

A veces el acabado puede ser de gran grosor

Tenemos que preparar una pantalla para cada uno de los colores

No es el que más se adecúa para las imágenes fotográficas y detalles de máxima resolución.

La innovación llega por parte de la impresión digital directa

Estamos ante una técnica de mayor modernidad con la que es posible imprimir de forma directa sobre la prensa. Se basa esencialmente en la tecnología de inyección de tinta, pues lo han desarrollado unas impresoras que vienen equipadas con tintas de carácter textil, las cuales aplican la tinta de manera directa sobre la camiseta, sin que pase por otro paso previo.

En reducido formato se le conoce como impresora de camisetas, aunque también pueden ser impresas sobre los pantalones, toallas, etc. Es un proceso parecido al que se hace para imprimir sobre el papel, pues se selecciona una imagen en el ordenador, se coloca en la camiseta en la propia base de la impresora y se imprime de forma directa sobre la prenda.

Ventajas:

Adecuado para cantidades reducidas o que se hacen desde una única unidad.

Se pueden reproducir los detalles a máxima definición, incluidas las imágenes fotográficas

La impresión termina quedando integrada en la propia prenda, beneficiándose de la suavidad del tacto.

Diseño que se cambia de manera sencilla

Proceso de gran limpieza

No existe el límite de colores.

Desventajas:

Se necesita de una alta inversión inicial

Mayor tiempo de impresión

Tinta tiene un precio más elevado

Además no hay ahorro por cantidad

Tenemos que tener claro que la zona de impresión se limita a la propia superficie máxima de impresión que haya en la bandeja de la impresora. Eso sí, hay mesas o bases intercambiables para poder lograr diferentes zonas de impresión.

Podemos concluir diciendo que, tanto la serigrafía como la impresión digital directa no son técnicas que rivalicen, pues pueden llegar a complementarse. Para los pedidos de gran volumen y que tengan pocos colores, puede ser una técnica de mayor interés, pero si son pedidos reducidos o de unidades sueltas, que precisen de un gran detalle, la impresión digital directa es, sin duda, una opción mejor.