Tecnología aplicada a la seguridad laboral

Tecnología aplicada a la seguridad laboral

No descubrimos nada si decimos que las nuevas tecnologías forman parte de todos los ámbitos y aspectos que envuelven la vida cotidiana de los ciudadanos. Muchas han llegado a cambiar la vida de los usuarios. Hacemos uso de ellas en los momentos de ocio, pero también a la hora de desempeñar nuestro trabajo diario o en algo tan importante como la salud. Por eso, las nuevas tecnologías aplicadas han permitido que se reduzca el número de siniestros por accidente laboral.

La empresa Workprotec nos enumera una serie de herramientas básicas para poder mejorar y además asegura que las nuevas tecnologías juegan un papel muy importante en la Prevención de Riesgos Laborales, por lo que las políticas empresariales tienen que  basarse en invertir en tecnología con el objetivo de prestar el mejor servicio.

Herramientas

La utilización de dispositivos tales como tablets o smartphones, permiten a las organizaciones gestionar de forma más eficiente datos y procesos relacionados con la Prevención de Riesgos Laborales. Gracias a estos elementos se puede  supervisar riesgos de manera efectiva y rápida. También remitir observaciones de forma sencilla e instantánea, se pueden realizar fotos o vídeos con el propio dispositivo. Por último,  enviar informes inmediatamente y recibir o enviar alertas.

En los últimos años los drones han llegado para quedarse. Estos elementos, para muchos aún desconocidos, facilitan trabajos como la supervisión de zonas peligrosas, el transporte de materiales a zonas de difícil acceso o vigilancia/control del cumplimiento de medidas de PRL, entre otras funciones. Además, gracias al control remoto se pueden llevar a cabo funciones similares a los drones. Esta tecnología libera a la persona trabajadora de realizar determinadas tareas que pueden conllevar riesgos. Así, puede proporcionar accesibilidad a zonas de difícil acceso o terrenos peligrosos en los que, hasta ahora, siempre se introducían personas multiplicando de forma potencial los riesgos de accidente laboral, para la inspección de torres de alta tensión e incluso pueden ser un aliado potencial en los rescates de personas.

Algunas empresas utilizan plataformas con el objetivo de formar a las personas empleadas en seguridad y salud en el trabajo. De esta manera, puedes enviar información pero también crear conciencia gracias a programas, juegos y cursos. De esta manera los trabajadores se sentirán valorados y se creará una buena cultura de trabajo.

Los exoesqueletos son dispositivos portátiles que lleva una persona y que generan energía extra para realizar tareas físicas y disminuir el esfuerzo. Estos dispositivos permiten la reducción y prevención de enfermedades y lesiones laborales causadas por el esfuerzo físico, al tiempo que mejoran la calidad de vida del trabajador. Su uso es cada vez más extendido y con mayor número de aplicaciones, ahora bien, puede provocar que este trabajo que lo estaba haciendo una persona, ahora pasará a hacerlo una máquina.

El big data

El big data es el gran invento del siglo XXI. El análisis de los datos permite mejorar la PRL. ¿Cómo? Pues a través del almacenamiento y análisis de datos, se hace realizando un estudio exhaustivo de posibles riesgos. Además, también podemos examinar el estado actual de las organizaciones en materia de seguridad y salud laboral.

La tecnología wearable combinada con los eBeacons tiene múltiples aplicaciones prácticas en seguridad y salud laboral. Desde monitorizar al trabajador (temperatura, pulso, giros, podómetro, etc ) cuando va a realizar una tarea que conlleva cierto riesgo para la detección por ejemplo de una bajada o subida de pulsaciones o una caída, hasta prestarle ayuda o alertarlo de cualquier circunstancia o impedirle el acceso a una determinada zona.

Al surgir nuevas formas y métodos de trabajo, esto provoca la aparición de nuevos riesgos asociados al puesto de trabajo. Pero no sólo aparecen nuevos riesgos sino que también surgen tecnologías que ayudan a mejorar la Prevención de Riesgos Laborales. Esto supone un importante avance en la mejora de la seguridad laboral, ya que tanto la utilización de las nuevas tecnologías en la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales como la Ley de PRL de 1995, han reducido la siniestralidad laboral significativamente.

Es vital que la empresa facilite a sus empleados, no solo toda la información en materia de prevención de riesgos laborales, sino la formación pertinente adecuada a cada puesto de trabajo. En este sentido, las TIC son un factor determinante para el impulso de la seguridad de los empleados. Entre todos podemos mejorar los números de siniestralidad.