No hay vida sin Internet

No hay vida sin Internet

Todo lo que conocíamos hace 20 años ha saltado por los aires merced a la simple llegada de un elemento como lo es Internet. La manera de trabajar, de estudiar, de comunicarnos con nuestros seres queridos y amigos y de comprar se han transformado de una manera tal que no hay ni siquiera un proceso que sea el mismo que a finales del siglo XX. Las redes sociales, la primacía de las páginas web, las aplicaciones móviles y el comercio electrónico son los nuevos dominadores de este mundo. Todos y cada uno de nosotros nos encontramos sujetos a estos nuevos elementos.