Internet, clave en el desarrollo de negocio de los gimnasios españoles

Internet, clave en el desarrollo de negocio de los gimnasios españoles

“Esta tarde tengo que ir al gimnasio”. Esta es una de las frases que más se repiten en España en los tiempos que corren. Son muchos y muchas las que, con el objetivo de mantener la línea, deciden apuntarse a una de estas instituciones con el fin de obtener unos resultados en su salud, su cuerpo y su imagen. Muchas personas son conscientes de lo importantes que son estos elementos y eso es lo que, de alguna manera, les empuja a hacer deporte en uno de estos centros. Todo lo que sea moverse y evitar tener una vida sedentaria está más que bien hecho.

Este tipo de negocios es consciente de que tiene una oportunidad única durante estos años. No se sabe en qué momento va a dejar de estar tan pendiente la gente de su imagen y es por ello por lo que es momento de aprovechar, hacer bien las cosas y tratar de llamar la atención de cuanta mas gente mejor. Para ello, muchos gimnasios se han puesto en manos de la tecnología. Y no solo en lo que a las máquinas de hacer ejercicio se refiere, sino que también lo han hecho en materia de gestión y administración.

La tecnología y todo lo relacionado con el ‘online’ han resultado ser los mejores aliados de negocios como lo son los gimnasios. No solo, gracias a ello, se han podido mejorar las máquinas y el material que usan los socios durante cada día, sino que también se ha podido dar un paso adelante en cuestiones como lo son la seguridad de los datos de los socios o los sistemas de control de acceso a las instalaciones. Este último punto ha adquirido una dimensión más que considerable según nos han comentado los profesionales de Gestigym, encargados de la venta e instalación de tornos de acceso para este tipo de negocios así como de software de gestión de gimnasios.

Y es que, según hemos podido saber, son miles de gimnasios los que han optado por instalar este tipo de sistemas en los últimos tiempos. El porqué no es casualidad. Mejorar en seguridad es una de las cosas que aportan más valor a un negocio de este tipo. Este es un valor añadido que, desde luego, hace que un gimnasio sea más óptimo a la hora de realizar ejercicio y que no haya nada que pueda molestar a unos clientes a los que, por regla general, les gusta ‘ir a su bola’ mientras están en el gimnasio.

España, país destacado en este sector

España es uno de los países de referencia de un sector como el de los gimnasios. Así lo publica un artículo del diario El País, que asegura que España es una auténtica potencia del negocio del músculo y que este sector ha salido de la crisis a través del modelo ‘low cost’. Pero no hace falta leer artículos sobre la incidencia de los gimnasios en la vida de los españoles para darse cuenta de ello. Seguro que todos y todas tenemos algún amigo o amiga que es bastante habitual de un centro como estos. Eso si los habituales no somos nosotros y nosotras mismas.

Otro artículo, en este caso publicado en el diario ABC en 2017, hablaba del número total de usuarios que tenían los gimnasios en 2016. Ese número era cinco millones tan solo en España, lo cual equivale a más del 10% de la población total española. Es un dato que realmente es importante y que deja claro que los gimnasios viven su particular Edad de Oro. Y en eso ha tenido una importancia muy grande el hecho de que estos gimnasios hayan sido capaces de publicitarse en las redes sociales y de garantizar una seguridad más que demostrada en sus establecimientos.

Internet y las redes, la clave del éxito

Todo lo relacionado con el ‘online’ ha tenido y sigue teniendo una importancia muy grande para negocios como estos por una razón muy simple: el público objetivo de los gimnasios es gente joven y dinámica. El de las redes sociales, igual. De ahí que los gimnasios hayan encontrado en plataformas como Twitter, Facebook o Instagram puntos de lanzamiento para sus respectivos proyectos. Disponer de una página web también ha constribuido de un modo bastante importante. Cualquier persona que se encuentre a cargo de un gimnasio lo sabe.

¿Qué cabe esperar de cara al futuro? Eso es, como ocurre en la inmensa mayoría de los casos, algo que no se puede saber. Pero mientras Internet siga manteniendo todo su potencial, es evidente que los gimnasios, que se adaptan de una manera rápida y eficaz a las nuevas plataformas ‘online’, van a seguir teniendo posibilidades y margen de crecimiento. Si siguen trabajando como hasta ahora, esos cinco millones de usuarios que registran por ahora crecerán. Y nadie sabe dónde puede estar el límite de esta clase de negocios.