La publicidad y el marketing digital ya le ganan la partida, y por goleada, a sus versiones tradicionales

La publicidad y el marketing digital ya le ganan la partida, y por goleada, a sus versiones tradicionales

La publicidad, como todo lo que rodea a la vida y a las diferentes sociedades que componen este planeta, ha evolucionado de una manera impresionante en muy poco tiempo. Vivimos a un ritmo vertiginoso y la publicidad se ha adaptado a eso, haciendo posible que el efecto de los mensajes de las diferentes compañías haya crecido de una manera más que considerable y genere una mayor reacción por parte de la población, que se encuentra expuesta, en su totalidad, a este tipo de ciencias. Lo cierto es que la publicidad es una de las ciencias que más cambios ha protagonizado en lo que llevamos de siglo XXI. Y todavía a día de hoy se sigue reinventando.

Seguro que sois muchas las personas que estáis leyendo estas líneas y que estáis de acuerdo con lo que hemos comentado en el primer párrafo. Cuando erais más jóvenes, veíais anuncios en los periódicos, en la radio, en paradas de autobuses. Ahora, lo que más veis son anuncios en redes sociales, en diferentes páginas webs y en otro tipo de formatos online. Y es que, aunque la publicidad tradicional como la que os hemos descrito sigue existiendo, no cabe la menor duda de que ya es superada de una manera clara por el marketing digital.

Hoy en día, las empresas se encuentran inmersas en un profundo cambio a nivel digital. Muchas de ellas, especialmente las que trabajan en países como Estados Unidos y que tienen un tamaño considerable, ya han conseguido completar ese cambio. En España vamos un pelín por detrás, pero poco a poco estamos cumpliendo ese objetivo de adaptación. Todavía nos quedan muchas cuestiones por completar para lograrlo, pero lo cierto es que parece que poco a poco lo vamos haciendo posible. Es una necesidad de las empresas de este país y la vía a través de la cual se puede aumentar su rentabilidad.

Los datos que estamos obteniendo acerca de este asunto son de los más claros. Según una noticia que fue publicada en septiembre del año pasado en el portal web My Computer Pro, la inversión en marketing digital y publicidad está cerca de situarse en los 100.000 millones de euros cada año, un dato que es realmente poderoso y que pone de manifiesto la importancia que ha adquirido este tipo de elementos a nivel empresarial en los tiempos que corren. Y es que no es para menos. No realizar este tipo de inversiones sería la peor manera de tirar por la borda el resto del trabajo.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web Reason Why, informaba de que había crecido, al menos en lo que tenía que ver con el año 2017, la inversión en marketing y publicidad digital en nuestro país. En concreto, lo había hecho en un 19%, lo que supone un aumento bastante importante y que refleja la apuesta que existe en nuestro país por adaptarse a este tipo de técnicas. Sin embargo, este artículo nos deja una mala noticia, ya que confirma que en España existe una falta de talento de cara a las nuevas tecnologías.

Si en todo el mundo está creciendo la inversión que se realiza en marketing y publicidad digital es por algo. Y es que está visto que este tipo de publicidad es mucho más eficaz que la tradicional. Por eso todo el mundo apuesta ya por cuestiones como lo son el posicionamiento SEO, un buen diseño web y la publicidad en redes sociales. Los profesionales de Publigar, especializados en todo lo que rodea a la publicidad y el marketing, ya nos lo han dejado claro: sus clientes ya invierten más del doble de dinero en publicidad digital que en la tradicional. Y es que es ahí donde está el futuro.

Una tendencia que seguirá al alza

Precisamente por este motivo, el del futuro, seguirá creciendo el volumen de dinero que las empresas destinen a este modelo de publicidad. Hemos hablado de que ahora la inversión en cuanto a lo digital dobla a la que se destina a la publicidad tradicional, pero es que, dentro de unos años, esa dimensión va a ser mucho mayor. La inversión en el online va a ser diez veces superior, si no más. Y ese es el síntoma que tanto deseamos que llegue: el síntoma que nos haga pensar que todas las empresas de este país se hayan decantado por la publicidad en la red.

Está claro que habrá otro tipo de negocios, más pequeños o regentados por personas que sean completamente ajenas a la red, que no apuesten por elementos como lo pueden ser el marketing digital. O, al menos, que es más difícil que lo hagan. La perfección no existe y está claro que la apuesta por la publicidad y el marketing digital, aunque coherente y eficaz, no va a ser unánime. Pero lo que está claro es que va a ser una amplia mayoría de empresas las que se decanten por ella. Lo comprobaremos más pronto que tarde.