¿Cuáles son los desinfectantes más efectivos contra el Covid-19?

¿Cuáles son los desinfectantes más efectivos contra el Covid-19?

Desde que apareció la amenaza del Covid- 19 y se instaló en nuestras vidas, la limpieza y desinfección de superficies se ha convertido en una de las medidas más importantes para prevenir el contagio del virus. Además de, por supuesto, lavar concienzudamente las manos, con agua y jabón.

A la hora de limpiar a profundidad nuestros espacios, la lejía es la primera opción. Sin embargo,  también hay alternativas de productos domésticos menos agresivos con reconocido poder viricida. Stocknet, expertos fabricantes de productos de limpieza, nos comentan cuales son estos, sus características y efectividad.

Limpieza y desinfección para combatir el virus

De los muchos estudios que se han hecho sobre el virus, algunos nos indican que este puede permanecer activo sobre distintas superficies de la casa a temperatura ambiente durante varios días. También que lacontaminación de zonas de contacto frecuente se puede convertir en un punto para la transmisión de virus, del SARS-Cov-2 o de otros virus.

Si además tenemos en cuenta que una persona se puede llegar a tocar la cara más de 20 veces en una hora, se vuelve indiscutible la importancia de limpiar y desinfectar cualquier superficie como medida por prevenir contagios, siempre recordando desinfectar nuestras manos con un buen lavado de agua y jabón al terminar.

Productos avalados por la EPA

Para combatir la epidemia actual de coronavirus, las recomendaciones de las instituciones sanitarias se enfocan en la importancia de mantener una rutina de higiene, en la que se desinfecten estancias y objetos con productos desinfectantes. No obstante, no siempre es sencillo conocer cuáles son los productos desinfectantes más eficaces, y por ello la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha recogido en una lista las sustancias más efectivas contra el virus.


Así, esta institución permite a los fabricantes de productos químicos que registren sus productos en su página web, y posteriormente certifica a aquellos cuyas propiedades aseguran que son capaces de eliminar los virus contaminantes en superficies y objetos.


Por supuesto, existen muchos más productos eficaces que no se incluyeron en la lista; todo lo que tienes que hacer es buscar las sustancias aprobadas por la EPA en la etiqueta del producto. Lo que esta te proporciona es la seguridad de efectividad de los productos en ella, de forma que no caigas en las promesas falsas de algunas marcas.


Por ejemplo, entre los productos que tardan entre dos y diez minutos en hacer efecto, se encuentra el amonio cuaternario (el compuesto más presente en la lista), el hipoclorito de sodio, el ácido octanoico o caprílico, el fenol o ácido carbólico, el etanol, el trietilenglicol, el ácido láctico-L o ácido hipocloroso.


Por otro lado, incluso hay compuestos pueden llegar a desinfectar el COVID-19 en apenas un minutos o incluso 30 segundos, como es el caso el peróxido de hidrógeno combinado, el ácido peracético, el isopropanol, el carbonato de sodio o sosa o ión de plata con ácido cítrico.

¿Cómo desinfectar las superficies?

Aunque no es la principal vía de transmisión del virus, el coronavirus puede permanecer en las superficies durante un tiempo determinado, por eso, se recomienda desinfectarlas de manera regular para minimizar al máximo la trasmisión por esta vía.

El cuidado y limpieza que siempre le hemos dado a nuestros espacios debe intensificarse, además de incluir los productos necesarios que nos aseguren que quedaron libre de virus:

¿Higienizantes, antisépticos o viricidas?

La primera duda que se nos puede venir a la cabeza es que tipo de producto es el mejor para una limpieza a prueba de virus.

Estas tres palabras pueden parecer sinónimas, pero no lo son, pues sus funciones son distintas. Por ejemplo, en el caso de los higienizantes, estos tienen un efecto de limpieza, pero no siempre tienen una eficacia viricida, que es lo que permite terminar con los virus.

Por otro lado, los antisépticos, son productos que se utilizan para eliminar de la piel sana los microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud, como los virus. Esto quiere decir que a la hora de buscar un producto de limpieza eficaz contra el coronavirus, tendremos que buscar un producto que sea viricida, y no solo higienizante. 

En el caso de la limpieza de las manos, la cual es parte importante del proceso, los expertos en materia aconsejan que nos aseguremos de comprar geles antisépticos, “en ocasiones se utilizan geles higienizantes pensando que su uso supone una garantía contra el virus y generan una falsa y preocupante sensación de seguridad, ya que su uso nos permite tener unas manos limpias, pero no eliminar el COVID de ellas, lo que puede suponer una fuente de contagios”

Lejía, el producto estrella

La clásica y universal lejía (hipoclorito de sodio) sigue siendo el mejor remedio para eliminar el virus. Eso sí, hay que usarla con precaución y diluida, pues es muy tóxica.

 Basándose en estudios de eficacia desinfectante, la OMS  recomienda el uso de hipoclorito sódico (lejía) en una concentración de sustancia activa del 0,1% aplicado durante 1 minuto, lo que corresponde a la dilución práctica de 1:50 (un vaso de lejía en un cubo o un barreño de agua).

Eso sí, recuerda que nunca debe mezclarse con amoniaco, pues, además de que este último no es tan eficaz, la mezcla produce gases muy tóxicos.

Sin embargo, sobre todo en los casos en que no haya personas contagiadas, también puedes recurrir a otros productos eficaces y menos agresivos que la lejía.

Alcohol

Es tanto desinfectante como antiséptico, es decir, que acaba con los microrganismos tanto en superficies como en la piel.

Así, podemos encontrar dos tipos de alcohol, etanol e isopropanol, y ambos a elevadas concentraciones. Este se evapora muy rápidamente sin dejar residuos, pero igual se recomienda usarse en un ambiente ventilado, y solo basta con pasar un paño para desinfectar superficies, especialmente aquellas que no pueden lavarse con jabón o lejía, como aparatos electrónicos.

La mezcla recomendada es de 96º diluyéndolo a una concentración de sustancia activa etanol al 70% o agua oxigenada de una concentración del 3%.

Jabón o detergente

Este es otro producto de alta efectividad gracias a su capacidad para arrastrar la grasa, la cual acaba con las membranas de los virus, que están formadas, entre otras cosas, por una capa de grasa. De esta forma, al eliminar esta capa, el virus queda inactivo.

Agua oxigenada. 

Al igual que la lejía, el peróxido de hidrógeno es un poderoso oxidante con efecto antimicrobiano, antiséptico y antibacteriano.Podemos encontrarlo en productos comerciales o utilizarla directamente, siempre cuidando que para que sea eficaz tiene que tener una concentración de al menos el 3% y dejarla actuar 10 minutos. 

Te advertimos que nunca se debe mezclar con vinagre porque, al igual que ocurre con la lejía y el amoniaco, desprende sustancias tóxicas, el ácido peroxiacético, muy irritante y corrosivo.

¿Son eficaces los sprays?

Por supuesto, el proceso tan engorroso de desinfectar con lejía o alcohol con un paño, agua y toda la ‘parafernalia’ que supone, ha hecho que proliferen los sprays desinfectantes a base de etanol al 70%, mucho más fáciles de utilizar, pues prometen que basta con pulverizar para desinfectar. 

El problema es que puede que no sean tan eficaces como prometen. De hecho, la OMS los desaconseja porque: “No sirven para retirar la suciedad, lo que impide que las sustancias desinfectantes sean tan eficaces” 

¿Cómo desinfectar las mascarillas reutilizables?

Ya sabemos como desinfectar nuestros espacios y nuestras manos, pero ¿y las mascarillas?. Muchos usuarios se plantean la opción de las mascarillas reutilizables, por sostenibilidad, para evitar desechos, por ahorro…  Y de hecho, es una realidad que muchos «alargan» la vida de las mascarillas desechables más allá de un solo uso. Por esto, es importante que las laves de la forma adecuada:

  • Puedes lavar las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora).
  • Se pueden sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después lavar con agua y jabón, aclarar concienzudamente y dejar secar.  
  • Es posible recurrir a alguno de los productos viricidas autorizados para uso ambiental. En este caso, deberán seguirse las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos necesarios para la actividad desinfectante. 
  • Una vez desinfectadas las mascarillas, deben lavarse con abundante agua y jabón para eliminar cualquier resto químico, y secarse bien.


Finalmente, a nivel comercial, hay multitud de preparados domésticos, como detergentes, desengrasantes, desinfectantes… que contienen alguno de estas sustancias en diferentes concentraciones y que han demostrado ser eficaces para eliminar el coronavirus.

En todos los casos es necesario prestar atención a la etiqueta, de forma que podamos asegurarnos que en verdad sean efectivos, buscando sustancias como hipoclorito de sodio, cloruros, peróxido de hidrógeno, etanol, etc. o consultar la lista que elaboró el ministerio con los viricidas productos comerciales con propiedades viricidas más eficaces y sus usos. Además que, según el producto pueden ser diluibles, rociarse a presión, usarse en estados sólido o deben ser aplicados directamente frotando.